Hoy 6 de mayo, día mundial de la osteogénesis imperfecta, nuestro centro educativo se ha sumado a la campaña de visibilización y concienciación de esta enfermedad.

Me gustaría comenzar esta entrada en el blog con una palabra, que en mi opinión, solucionaría el 90% de los problemas de nuestra sociedad y no es otra que la EMPATÍA. Todos somos capaces de ponernos en algún momento en el lugar de otro, de tratar de sentir e imaginar por lo que pueden estar pasando nuestros/as amigos/as y familiares e incluso otras personas que no conocemos. Podemos llevar al plano personal aquellas experiencias que hemos vivido o que nos han tocado de cerca y que a otros/as les toca pasar. Pero ponernos en el lugar de aquellas personas que son invisibles es prácticamente imposible. Este es el caso de todo el que sufre una enfermedad rara. Rara porque afecta a una parte tan pequeña de la población que no le merece la pena a nuestra sociedad invertir en investigarlas.

Cuando eres tocado por una enfermedad rara, tu lucha comienza contra la propia enfermedad además de cargar con el lastre que te pone la sociedad en la que pasas a ser el último eslabón. Pero también, descubres la belleza de la humanidad con esos gestos de apoyo que no esperas y que te devuelven la sonrisa, la esperanza y te hacen valorar los detalles, los momentos hermosos y a minimizar o relativizar ciertos problemas.

Desde nuestro colegio hemos alzado la voz por esa niña de nuestro centro, esa niña que luce una hermosa sonrisa a pesar de que sufre una enfermedad rara llamada osteogénesis imperfecta, esa niña que en su día a día es una niña diferente como somos todos. Y no solo por ella, sino también por todas esas personas que “nadie ve” y les hemos querido decir simplemente ¡OS VEMOS! y estamos a vuestro lado.

Aquí os dejo una pequeña muestra de las imágenes del día.

SI NO ME VES ES PORQUE NO LO HAS INTENTADO